El justicia de Aragón
 
 
Grupo de lectura
EL JUSTICIA DE ARAGóN
Santiago Maestro
Delsan
2005
139p. Páginas
 
El justicia de Aragón más astuto, sin lugar a dudas, fue Juan de Lanuza IV, llamado también “el viejo” o “el Zorro”. Su hijo, Juan de Lanuza V, que fue decapitado, es quien mantiene el simbolismo de mártir por su defensa de las libertades aragonesas y de los Fueros, pero el oficio de Justicia Mayor de Aragón lo ejerció su padre durante mucho más tiempo y con gran sabiduría. Juan de Lanuza IV se había casado con Catalina Ximénez de Urrea, hija del Conde de Aranda. Poco antes había sido nombrado Justicia por Carlos I, el emperador. Desde aquel momento se dedicó, junto a su fiel lugarteniente Martín Baptista de Lanuza, a resolver la mayoría de los conflictos que provocaban los intereses particulares de la nobleza o el odio del Conde de Chinchón, valido de Felipe II, a todo lo aragonés. De los asuntos importantes salió siempre bien librado “el Zorro”, aliñando sus actuaciones con refinado astucia. Llegó hasta el límite en sus relaciones con la monarquía absoluta, sabiendo lo que se jugaba en cada conflicto y poniendo los medios para ganarlo.